Omni calculator
Última actualización:

Calculadora de alquiler

Índice general

¿Qué es un alquiler?El valor residual en el alquilerEl contrato de alquilerCómo utilizar nuestra calculadora de alquilerEjemplo - cálculo de alquilerLeasing vs. alquiler convencionalAlquilar o comprarEcoleasingOtras calculadoras financierasPreguntas frecuentes

Nuestra calculadora de alquiler te ayuda a determinar los pagos mensuales y totales de un alquiler. Para ello, necesitarás conocer el valor inicial y residual del bien que quieres alquilar, la tasa de interés y el plazo del alquiler. Nuestra calculadora de precios de alquiler puede ayudarte cuando intentas decidir si debes alquilar o comprar. Lee este artículo para encontrar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es un alquiler?
  • ¿Qué contiene el contrato de alquiler?
  • ¿Qué es el valor residual?
  • ¿Cómo calcular los costes del alquiler?
  • ¿Qué es más rentable: el alquilar o comprar?
  • ¿Qué es más rentable: un alquiler o un arrendamiento financiero (leasing)?
  • ¿Qué es el ecoleasing?

Por último, en el siguiente texto descubrirás cómo utilizar esta calculadora de arrendamientos para tomar decisiones financieras de forma más rápida e inteligente.

¿Qué es un alquiler?

La definición comúnmente aceptada de un alquiler es que se trata de un acuerdo contractual entre dos partes, el arrendatario y el arrendador, en el que el primero paga al segundo por el uso de un bien o activo concreto.

El arrendatario es el que utiliza el bien (o, más formalmente, el que obtiene el derecho a utilizar el activo a cambio de pagos regulares).

El arrendador es el propietario legal del bien en cuestión. Normalmente, el arrendatario se compromete a cumplir algunas normas adicionales relativas al uso del bien arrendado. Por ejemplo, en un contrato de alquiler de automóvil, puede estipularse que el arrendatario solo puede utilizar el automóvil para fines personales.

En general, se pueden alquilar todo tipo de bienes o inmuebles. Los bienes habituales que se alquilan son:

  • autos;
  • edificios (apartamentos, viviendas familiares, etc.);
  • terrenos;
  • mobiliario;
  • diferentes tipos de equipos especiales (por ejemplo, maquinaria);
  • otros tipos de bienes.

En virtud de un contrato de alquiler, el arrendatario tiene derecho a utilizar un bien a cambio de pagos regulares (por ejemplo, pagos diarios en el caso de automóviles, y mensuales en el caso de viviendas). Los pagos se estipulan en el contrato y suelen equivaler a la diferencia entre el valor inicial del bien arrendado (denominado valor de transacción o coste capitalizado) y su valor residual. El arrendatario debe cumplir condiciones adicionales que regulan el uso adecuado de un bien. Por ejemplo, el contrato puede especificar que solo puedes utilizar un auto rentado para fines profesionales o que no puedes tener animales domésticos en un apartamento rentado, etc. Otros costes que debes tener en cuenta son los anticipos (también llamado entrada), fianzas y otros gastos impuestos por el arrendador.

Un alquiler suele tener una duración determinada, tras la cual el arrendatario está obligado a devolver la propiedad al arrendador. A veces, el arrendatario tiene la opción de comprar el bien al arrendador por su valor residual (una fracción de lo que costaría un bien nuevo). Se trata de una opción muy popular en el caso de los automóviles y el equipamiento empresarial.

El valor residual en el alquiler

Uno de los términos básicos utilizados en un contrato de alquiler es el mencionado valor residual (a veces denominado valor de salvamento). Aunque es bastante sencillo familiarizarse con este término, a menudo es causa de malentendidos y errores por parte de los arrendatarios.

En los términos más sencillos, el valor residual es la cantidad estimada de dinero que valdrá un bien al final del periodo de alquiler. En otras palabras, el valor residual es un precio estimado por el que puede venderse el bien arrendado una vez finalizado el periodo de arrendamiento. Formalmente, el valor residual se define como el valor inicial menos la depreciación.

Este importe figura en el contrato de alquiler y tiene un impacto directo en los costes del alquiler (léase Ejemplo - cálculo de alquiler). La regla general es que cuanto más largo sea el periodo de alquiler, menor será el valor residual. Una excepción a esta regla pueden ser las propiedades inmobiliarias, que, debido a un aumento general de los precios de los inmuebles, a veces pueden tener valores residuales más altos tras el periodo de alquiler.

El contrato de alquiler

Formalmente, un alquiler es un contrato legal firmado por dos partes bajo una jurisdicción concreta (a nivel provincial o nacional). No existe una forma o contenido único y universal del contrato de alquiler. Sin embargo, puedes señalar los siguientes elementos comunes de cada contrato de alquiler:

  • Nombres de las partes del contrato (el arrendatario y el arrendador).

  • Información necesaria para identificar el objeto del alquiler (por ejemplo, en el alquiler de un automóvil, puede ser el número de chasis).

  • Fecha de inicio y duración del contrato.

  • Disposiciones específicas para conceder el derecho a utilizar ese objeto.

  • Disposiciones para un depósito de seguridad y condiciones para su devolución.

  • Una lista de condiciones adicionales.

  • Disposiciones relativas a la necesidad de proporcionar un seguro (las áreas de cobertura más comunes son: incendio, rayos, robo, vandalismo y vientos fuertes);

  • Disposiciones restringiendo el uso del bien.

  • Disposiciones relativas a qué parte es responsable del mantenimiento.

  • Condiciones para la renovación del contrato (si aplica).

  • Cláusulas de rescisión del contrato.

Además, algunos tipos de contratos de alquiler pueden tener cláusulas específicas exigidas por la legislación estatal o nacional.

Cómo utilizar nuestra calculadora de alquiler

Utilizar nuestra calculadora de arrendamientos es muy sencillo:

  1. En primer lugar, tienes que determinar el valor del producto de un bien que quieras alquilar. Además, puedes indicar el valor de tu anticipo en forma de importe fijo o como porcentaje del valor del producto.

  2. En segundo lugar, intenta estimar el valor residual (una valoración de cuánto valdrá el bien al final del periodo de alquiler) del bien que quieres alquilar. Puedes hacerlo en forma de valor fijo o como porcentaje del valor inicial del producto.

  3. A continuación, debes indicar la tasa de interés.

  4. Y, por último, debes poner el plazo del alquiler en años y meses.

La calculadora de precios de alquiler estimará tus pagos mensuales.También calculará el pago total del alquiler, el interés total a pagar y el coste total de propiedad del bien alquilado.

En conclusión, nuestra calculadora de alquiler te ayuda a tomar decisiones financieras inteligentes. Accediendo a este sitio desde tu celular, podrás utilizar nuestra calculadora de alquiler cuando y donde quieras.

Ejemplo - cálculo de alquiler

¿Te preguntas cómo funciona un alquiler? ¿Cuáles son los costes del alquiler? ¿O quizá te preguntas si deberías alquilar o comprar un bien?

Hemos preparado un ejemplo fácil de entender para ayudarte a encontrar respuestas a estas preguntas. Después de estudiar detenidamente este ejemplo, no deaberías tener ningún problema para comprender como funcionan los alquileres. También creemos que, gracias a este ejemplo, podrás tomar decisiones financieras inteligentes.

Conociendo los puntos generales de un alquiler, vamos a intentar calcular los pagos mensuales en un ejemplo de contrato de alquiler.

En primer lugar, supongamos que quieres alquilar un bien que vale 300 000 $ (es el precio de venta al público de un bien que quieres comprar; en nuestra calculadora, es sería el valor del producto). El coste del alquiler lo establece el arrendador a una tasa fija del 4 % (es la tasa de interés), el anticipo acordado es de 50 000 $, la duración del alquiler es de cuatro años (48 meses) y el valor residual que tendrá el bien después de este periodo se establece en 140 000 $.

Para calcular los pagos mensuales del alquiler en este ejemplo, tienes que hacer lo siguiente:

  • En primer lugar, calcula el importe del alquiler. Es la diferencia entre el precio de venta al público y el anticipo. En nuestro ejemplo, es:

    300 000 $ - 50 000 $ = 250 000 $

  • Calcula el pago mensual utilizando la siguiente fórmula:

    pago_mensual = (importe_del_alquiler × tasa_de_interés × (1 + tasa_de_interés) ^ plazo_del_alquiler - valor_residual × tasa_de_interés) / ((1 + tasa_de_interés) ^ plazo_del_alquiler - 1)

    Por tanto:

    pago_mensual = (250 000 $ × 0.04 × (1 + 0.04)^48 - 140 000 $ × 0.04) / ((1 + 0.04)^48 - 1) = 2950.4

  • Ahora, puedes calcular la suma total de pagos del contrato de alquiler (la suma de todos los pagos mensuales). La fórmula es la siguiente

    plazo_del_alquiler × pago_mensual = pago_total

    Así, en nuestro ejemplo:

    48 meses × 2950.4 $ = 141 617.4 $

  • También puedes calcular el interés total a pagar (de hecho, es el coste real del alquiler). Para ello, debes utilizar la siguiente fórmula:

    Pago_inicial + Pagos_totales + Valor_residual - Valor_del_producto = Interés_total

    Por tanto:

    50 000 $ + 141 617.4 $ + 140 000 $ - 300 000 $ = 31 617.4 $

  • Por último, pero no por ello menos importante, también puedes calcular el coste total de adquirir el bien una vez finalizado el alquiler. Es el valor del producto más el interés total. Así pues:

    300 000 $ + 31 617.4 $ = 331 617.4 $

    Esta cantidad te indica el coste total que tienes que cubrir para ser propietario del bien tras el periodo de alquiler. Si quieres saber si es más rentable comprar o alquilar un bien, debes comparar esta cantidad con el coste de comprar este bien utilizando crédito (para ello, puedes utilizar nuestra calculadora de préstamos personales 🇺🇸).

Leasing vs. alquiler convencional

Existe, también, otro tipo de alquiler de bienes denominado "leasing" o arrendamiento financiero (a veces llamado alquiler con opción de compra). Este tipo de arrendamiento, a diferencia de un alquiler normal, ofrece al arrendatario la posibilidad de adquirir el bien una vez finalizado el contrato de leasing.

Los contratos de leasing suelen tener una duración fija y en general más duradera que un alquiler y están destinados principalmente a la adquisición de maquinarias industriales. Sin embargo, un contrato de leasing puede realizarse sobre un automóvil o cualquier otro tipo de bien.

Alquilar o comprar

La diferencia entre alquilar un bien y comprarlo es esencialmente el título de propiedad. Cuando alquilas un bien, la propiedad sigue siendo del arrendador, tú solo tienes derecho a utilizar su bien durante un periodo determinado. Sin embargo, la mayoría de nosotros no tenemos suficiente dinero en efectivo para comprar bienes como automóviles. Normalmente, necesitamos pedir un préstamo.

¿Te preguntas qué opción deberías elegir? Echa un vistazo a las diferencias más comunes:

  1. Costes. Puedes pensar que el alquiler de un automóvil es una opción mejor en términos financieros, pero no es así. Aunque la tasa mensual del alquiler sea inferior a la de un préstamo, estás pagando una tasa de interés más alta por el alquiler (si necesitas calcular el interés simple, puedes utilizar nuestra calculadora de intereses. La calculadora de interés compuesto te permite calcular una tasa de interés en casos más complejos). Además, a menudo se cobran al arrendatario diversas tasas y otros costes adicionales (como las tasas de iniciación del alquiler y de enajenación), que solo aumentan el coste total.

  2. Finalización. Cuando pides un préstamo para comprar un automóvil, puedes venderlo cuando quieras. También puedes utilizar el dinero de la venta para pagar el saldo del préstamo. Si quisieras rescindir el contrato de alquiler antes, tendrías que hacer frente a penalizaciones, que podrían ser tan costosas como atenerse al acuerdo.

  3. Equidad. Al final del préstamo, eres propietario de un automóvil y puedes utilizarlo para pagar el siguiente. Si alquilas, tienes que devolver el automóvil y financiar tú mismo la compra o el alquiler de otro automóvil.

  4. Uso. Al comprar un automóvil, puedes conducirlo tanto como quieras, y no tienes que preocuparte tanto de que tus hijos derramen bebidas o helado sobre el tapizado (sin embargo, puede disminuir el valor de reventa de tu automóvil). Con un contrato de alquiler, normalmente tendrás un límite de kilometraje y tendrás que pagar por cualquier daño que no se pueda asociar con un desgaste normal.

Puedes determinar el coste de tu alquiler utilizando nuestra calculadora de alquiler. Si quieres una herramienta para préstamos, consulta nuestra calculadora de crédito hipotecario 🇺🇸.

Ecoleasing

¿Conoces el término "ecoleasing"? Merece la pena saber qué significa, ya que, en los últimos años, su popularidad ha crecido significativamente. En general, el ecoleasing es un tipo de alquiler en el que un bien concreto se alquila durante un periodo de tiempo determinado, tras el cual se devuelve al arrendador (normalmente el fabricante), que se encarga de reciclar los materiales contenidos en dicho bien.

Un ejemplo de ecoleasing es el alquiler de un televisor. En este caso, un consumidor firma un contrato con el fabricante del televisor. Según el contrato, el consumidor tiene derecho a utilizar el televisor durante, por ejemplo, 15 000 horas. Tras este periodo, devuelve el televisor a la empresa, que lo recicla.

El ecoleasing se diferencia del alquiler "clásico" en los siguientes aspectos:

  • No requiere la firma de un contrato formal de alquiler, el ecoleasing es similar a una compra común.

  • El ecoleasing suele hacerse con electrodomésticos y otros productos domésticos relativamente baratos. Casi nunca se utiliza para terrenos, inmuebles u otros bienes caros. Tampoco se aplica a los contratos B2B.

  • Normalmente, el periodo de ecoleasing es más o menos igual a la vida útil del producto. Significa que el producto solo puede alquilarse una vez antes de ser devuelto a la empresa y reciclado.

Una de las ventajas más significativas del ecoleasing es su cuidado al medio ambiente: gracias a esta solución, se desperdician menos materiales, que se recuperan y reutilizan. Además, gracias al proceso de reciclaje, el fabricante puede producir nuevos aparatos con un gasto menor, por lo que resultan más baratos para el cliente.

Otras calculadoras financieras

Ahora que ya sabes cómo realizar cálculos de alquiler y cómo utilizar nuestra calculadora de alquiler, es hora de que encuentres otras aplicaciones que te ayuden a tomar decisiones inteligentes en relación con tus finanzas personales.

  • La calculadora de APY, que calcula la rentabilidad porcentual anual a partir de la tasa de interés y la frecuencia de capitalización, es muy útil para comparar ofertas bancarias con distintos periodos de capitalización.

  • Si quieres saber cuánto tiempo tienes que ahorrar para hacer realidad tu sueño, utiliza nuestra calculadora de compras no esenciales 🇺🇸.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre un alquiler y una financiación?

Hay diferencias fundamentales entre alquilar y financiar un bien:

  • Un alquiler consiste en pedir prestado un bien, realizando pagos mensuales a cambio. Al final del plazo, puedes devolver o comprar el bien (en caso de un contrato de leasing).
  • Financiar significa pedir dinero prestado para comprar un activo. Harás pagos y serás propietario del activo una vez pagado el préstamo.

¿Cuándo debo alquilar o rentar un automóvil?

Deberías plantearte alquilar/rentar un vehículo si:

  • disfrutas conduciendo modelos nuevos cada pocos años;
  • deseas pagos mensuales más bajos en comparación con una financiación;
  • no quieres un compromiso a largo plazo ni ser propietario;
  • preves que te mantendrás dentro del límite de kilometraje acordado; y
  • prefieres evitar grandes costes de mantenimiento.

Revisa siempre las condiciones de una oferta concreta y asegúrate de que puedes permitirte los pagos mensuales.

¿Puedo alquilar un auto con una puntuación de crédito de 600 en México?

Sí, es posible. Sin embargo, en México, una puntuación de crédito de 600 se considera regular. Si quieres intentar conseguir un alquiler, deberías:

  • investigar qué concesionarios o agencias de alquiler aceptan tu puntuación crediticia;
  • anticipar tasas de interés más altas o un anticipo mayor;
  • considerar la posibilidad de un cofirmante para reforzar tu solicitud; y
  • compara siempre varias ofertas.

¿Puedo alquilar un automóvil por 3000 $ al día en México?

, quizás haya modelos específicos disponibles a ese precio, pero puede que tengas muy pocas opciones, ya que no hay muchas ofertas para este punto de precio. Por ejemplo, un concesionario podría ofrecerte un alquiler de 3000 $ por un automóvil pequeño y compacto. Sin embargo, las condiciones, los anticipos y las ofertas regionales pueden variar.

Información básica

Check out 50 similar debt management calculators 💳
10/1 ARM28/36 RuleAmortization...47 more