Omni calculator
Última actualización:

Calculadora de tierra

Índice general

¿Cuánta tierra necesito?De acuerdo, pero ¿cuánto cuesta un metro de tierra?Calculadora de tierra ¿Cómo calcular la cantidad de tierra para el jardín?¿Qué es el suelo o la tierra? Definición de sueloTipos de sueloDegradación del suelo vs. conservación del sueloPreguntas frecuentes

Hemos creado esta calculadora de tierra como herramienta para ayudarte a calcular cuánta tierra para tu jardín necesitas, ya sea sustrato, compost 🇺🇸, mantillo 🇺🇸 o abono superficial. Al fin y al cabo, no quieres gastar de más en materiales para tu jardín, ¿verdad? Sigue leyendo para entender mejor cómo funciona nuestra calculadora de tierra, ¡para que nunca más tengas que preocuparte de esos tediosos cálculos!

Para el curioso lector, hemos recopilado información sobre temas que todo agricultor o jardinero aficionado debería conocer. Presentaremos una definición de tierra y explicaremos de dónde procede. También hablaremos de los distintos tipos de superficies y de dos procesos que te ayudarán a cultivar plantas: la conservación y degradación del suelo de tu jardín.

Imagen de manos sujetando un puñado de tierra.

¿Cuánta tierra necesito?

“¿Cuánta tierra necesito?” es una pregunta que se hacen con frecuencia las personas que se inician el mundo de la jardinería y cultivo de plantas. Para responderla, el primer paso es establecer el volumen de tierra necesario. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  1. Determina la longitud y la anchura de la superficie que quieres cubrir con tierra. Por ejemplo, podemos suponer un espacio de longitud l = 12 m y anchura b = 4 m.
  2. Calcula el área, multiplicando la longitud por la anchura. En nuestro caso, A = 12 × 4 = 48 m². También puedes escribir el área directamente en nuestra calculadora si el espacio a rellenar es más complejo.
  3. Establece la profundidad o el grosor de la capa superior de tierra. Digamos que es d = 0.4 m.
  4. Multiplica el área y el grosor de la capa de tierra para obtener su volumen: 48 × 0.4 = 19.2 m³.
  5. Este valor es el volumen de tierra necesario. Nuestra calculadora de tierra lo mostrará automáticamente.

¿Piensas utilizar otro material que no sea tierra? ¡No hay problema! Echa un vistazo a nuestra calculadora de arena o a la calculadora de grava, creadas precisamente para este fin.

De acuerdo, pero ¿cuánto cuesta un metro de tierra?

Para calcular el peso de un metro cúbico de tierra, simplemente tienes que multiplicar el volumen por su densidad. Solo necesitas introducir la densidad de la tierra en la calculadora de tierra, y el cálculo se realizará por sí solo. Para saber cuál es la densidad de tu tierra, echa un vistazo a la bolsa (si la has comprado en una tienda de jardinería) o intenta calcularla con la calculadora de densidad de Omni.

Una vez que sepas el peso total de tierra que tienes que comprar, no tendrás que preocuparte por gastar más de la cuenta en este material. ¿Pero cuánto gastarás exactamente? ¿Cuánto cuesta un metro de tierra? Nuestra calculadora de tierra también puede ayudarte con eso: todo lo que tienes que hacer es introducir el precio de la tierra (por unidad de masa, como kilogramos, o por unidad de volumen, por ejemplo, metro cúbico). La calculadora mostrará entonces el coste total de la tierra que tienes que comprar.

Calculadora de tierra ¿Cómo calcular la cantidad de tierra para el jardín?

Vamos a tratar una situación de la vida real. Imagina que acabas de construir tu preciosa casa, con un tejado de cálidas tejas rojas. Quieres rodearla con un patio de césped y algunas baldosas. Para calcular la cantidad de arena para adoquines que necesitas comprar antes de ponerte manos a la obra, te recomendamos que visites nuestra calculadora de arena para adoquines. Sería una pena comprar demasiada o, peor aún, no comprar la suficiente y tener que volver a la tienda de materiales para el hogar.

Ahora, pasemos al césped. Queremos calcular la cantidad necesaria y el coste de la tierra de jardín. Como se ve en la imagen debajo, no podemos simplemente introducir el ancho y el largo en nuestra calculadora de tierra, ya que hay una piscina en medio. ¿Cómo solucionamos este problema?

Patio con una piscina y césped alrededor.
  1. Primero, tenemos que dividir el patio en cuatro rectángulos: 1, 2, 3 y 4.

  2. Ahora, tenemos que medir la anchura y la longitud de cada sector:

    • el sector 1 tiene una anchura de 2 m y una longitud de 25 m;
    • el sector 2 tiene una anchura de 3 m y una longitud de 2 m;
    • el sector 3 tiene una anchura de 3 m y una longitud de 10 m;
    • el sector 4 tiene una anchura de 2.7 m y una longitud de 25 m.
  3. Calculemos el área de cada rectángulo:

    • Sector 1: el área es igual a 2 m por 25 m, lo que da 50 m².
    • Sector 2: el área es igual a 3 m por 2 m, lo que da 6 m².
    • Sector 3: el área es igual a 3 m por 10 m, lo que da 30 m².
    • Sector 4: el área es igual a 2.7 m por 25 m, lo que da 67.5 m².
  4. Tenemos que sumar estas cuatro áreas diferentes para obtener el área de todo el patio:

    50 m² + 6 m² + 30 m² + 67.5 m² = 153.5 m²

    Ya puedes saltar al tercer punto de las instrucciones de la calculadora de tierra en el apartado ¿Cuánta tierra necesito?.

  5. Es hora de elegir el espesor (profundidad) del primer nivel de tierra. Digamos que es de 0.6 m. Queremos crear espacio suficiente para que las raíces crezcan libremente y sin obstáculos. Además, una capa más gruesa de sustrato podrá absorber más agua y retener la humedad durante más tiempo.

  6. Puedes calcular el volumen de tierra necesario multiplicando la superficie del jardín que calculamos por el grosor de tierra deseado.

    153.5 m² × 0.6 m = 92.1 m³

  7. Lo último que hay que hacer es evaluar el peso estimado de la tierra que necesitas y su precio. El peso también puede ser útil a la hora de transportar la tierra. Sería bueno saber que el camión o remolque soportará la carga de lo que compres. Como ya hemos dicho, debes encontrar la densidad de la tierra elegida en su bolsa o paquete. Luego solo debes multiplicar ese valor por el volumen de nuestra capa de tierra.

  8. Y por último, pero no menos importante: el dinero. ¿Puedes asumir semejante gasto? ¿Quizá podríamos ahorrar algo de dinero reduciendo el espesor? Para saberlo, tienes que calcular el coste total. Con nuestra calculadora de tierra, puedes hacerlo multiplicando el volumen de tierra o su peso por el precio de un metro cúbico o el precio de un kilogramo (también están disponibles otras unidades de peso o volumen).

Ahora ya no queda nada más que hacer, aparte de ¡relajarte en la piscina e invitar a tus amigos a un almuerzo en tu patio!

¿Qué es el suelo o la tierra? Definición de suelo

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que estás pisando? ¿Estuvo siempre aquí, o lleva aquí desde la eternidad? Bueno, la forma más fácil de responder a estas preguntas sería explicar cuál es la definición de suelo. Es una mezcla de cosas que han caído o simplemente se han encontrado en la superficie. Se compone de materia orgánica, líquidos, gases, minerales y organismos vivos.

El suelo se ha creado mediante un sinfín de interacciones entre esos ingredientes, con la influencia adicional de algunos terceros, como el clima, la temperatura y mucho, mucho tiempo. Suele comenzar con un material parental como el cuarzo, la calcita o el feldespato, que sufre meteorización, es decir, el proceso de desintegración. La meteorización puede deberse a:

  • Factores físicos: cambios de temperatura, ciclos de humectación y desecación, y movimiento de material por el viento, el agua o la gravedad.
  • Factores químicos: procesos de disolución, hidrólisis, oxidación y muchos otros.
  • Organismos vivos: bacterias, hongos, lombrices de tierra e incluso la actividad humana.

La meteorización del suelo hace que el material parental se desintegre con el tiempo en trozos cada vez más pequeños. De este modo, se originan la arena, el limo y la arcilla (los ingredientes básicos del suelo).

Tipos de suelo

Si no te consideras un edafólogo (un científico del suelo), puedes suponer que existen seis tipos diferentes de suelo:

  1. Suelo arenoso: se siente polvoriento en la mano. El suelo arenoso se seca muy rápido cuando hace sol, ya que no retiene bien el agua. El agua que se escapa arrastra muchos minerales, por lo que tienes que realizar algún arreglo o aplicar mantillo para dar a tus plantas las condiciones adecuadas para su crecimiento.
  2. Suelo arcilloso: se siente pegajoso y elástico, un poco como la plastilina. El agua no entra muy bien en ella porque no hay muchos espacios de aire vacíos en la estructura de la tierra arcillosa. Es rica en ingredientes, por lo que tus plantas deberían desarrollarse libremente si mantienes un drenaje suficiente.
  3. Suelo limoso: es un tipo de suelo ideal, ya que es muy rico en ingredientes y tiene excelentes propiedades para retener la humedad.
  4. Suelo turboso: tiene un tacto esponjoso. Este tipo de tierra se caracteriza por una excelente capacidad de retención de agua, pero también por una composición pobre en minerales. Debes mezclarla con fuentes de materia orgánica y cuidar su nivel de pH (consulta la siguiente sección degradación del suelo vs conservación del suelo).
  5. Suelo calcáreo: se compone de muchas partículas de mayor tamaño, posee granos más grandes y piedras. Es alcalina, lo que significa que tiene un pH elevado. Por eso, debes utilizar algún abono ácido para garantizar el mejor crecimiento de tus plantas.
  6. Suelo limoso: ¡el mejor tipo de suelo con el que puede soñar un jardinero! Es muy rico en ingredientes, retiene muy bien el agua y su estructura garantiza un buen drenaje. Estas propiedades perfectas se deben a una composición equilibrada de arena, arcilla y limo.

Degradación del suelo vs. conservación del suelo

La degradación del suelo es el proceso más temido tanto por los agricultores como por los jardineros. El suelo pierde su capacidad de cultivo al debilitarse su estructura y lavarse sus ricos ingredientes. Existen varios mecanismos de degradación del suelo:

  • Acidificación del suelo: el nivel de pH del suelo desciende demasiado, y se vuelve demasiado ácido para que crezcan las plantas.
  • Salinización del suelo: la acumulación excesiva de sal también inhibe el crecimiento de las plantas.
  • Contaminación del suelo: el suelo está expuesto a residuos producidos por el hombre o a otros materiales tóxicos. Los microorganismos que viven en el suelo pueden asimilar este material hasta cierto punto, pero a veces es demasiado...
  • Desertización: la tierra cultivada se transforma en un desierto.
  • Erosión: fuerzas físicas como el agua, el viento o un descenso de la temperatura provocan la meteorización del suelo (vuelve a la sección ¿Qué es el suelo? Definición de suelo), y luego lo transportan lejos de su lugar original, por ejemplo, un vendaval mueve grandes masas de tierra vegetal seca.

Para evitar la degradación del suelo y mantenerlo en buenas condiciones, debes cuidar el suelo de tu jardín, patio, o campo, tanto como cuidas de tus plantas o césped. Mantener la calidad de tu suelo se llama conservación del suelo.

Si tu suelo es demasiado alcalino, puedes utilizar azufre o sulfato de aluminio para hacerlo más ácido. Al revés, si tu suelo es demasiado ácido, aplica cal molida. Equilibrará el nivel de pH del suelo de tu jardín, haciéndolo más alcalino. Asegúrate de que tu suelo tenga suficiente agua. Puedes usar algunos sistemas de riego para asegurarte de que el suelo de tu jardín reciba un suministro regular de agua.

Comprueba si tu suelo tiene suficiente nitrógeno, fósforo y potasio, ya que son esenciales para el crecimiento de las plantas. Si hay deficiencia de nutrientes, utiliza fertilizantes o mantillo para enriquecerlo. Por último, otra forma de conservar el suelo es protegerlo de las fuerzas físicas. Puedes rodear tu jardín con árboles y arbustos para que mantengan alejado al viento.

Preguntas frecuentes

¿Cómo calculo el peso por unidad de volumen de la tierra?

Para determinar el peso por unidad de volumen de la tierra:

  1. Halla el peso total de la tierra.
  2. Divide por el volumen total de tierra.
  3. Eso te dará el peso por unidad de volumen. Siéntete libre de utilizar las unidades de peso y volumen con las que te sientas más cómodo.

¿Cómo calculo el volumen de tierra para bancales elevados?

Para averiguar el volumen de tierra necesario para tus bancales elevados:

  1. Mide la anchura, la longitud y la profundidad de los bancales elevados.
  2. Multiplica la anchura, la longitud y la profundidad.
  3. El número que obtengas será el volumen de tierra que necesitas para rellenar tus bancales elevados.

¿Cuánta tierra necesito para cubrir un patio?

15 m³ o aproximadamente 24 toneladas si tu patio tiene un área de 150 m² y considerando una capa superficial de tierra de 0.1 m de grosor y 1602 kg/m³ de densidad. Para calcularlo, multiplica el área de tu patio por el grosor que deseas, esto te dará el volumen. Luego multiplica el resultado por la densidad de la tierra con la que rellenarás para obtener su peso.

¿Qué superficie cubre una tonelada de tierra?

La respuesta dependerá de la densidad de la tierra y de su contenido de agua. Si la densidad es de 1602 kg/m³ y quieres que la tierra tenga 25 cm de profundidad, una tonelada cubriría una superficie de 2.2 m².

¿Cuánta tierra necesitas?

¿Cuánto te costará la tierra?

Check out 19 similar gardening and crops calculators 🌼🌾
Acres per hourBulb spacingCO₂ grow room...16 more